OLORON-SAINTE MARIE

He de confesar, que antes de visitar Oloron,  había pasado cientos de veces por aquello del obligatorio ejercicio de paso por la región pirenaica y fronteriza con España, hablo de  Aquitania.

Oloron-Sainte Marie es una pequeña ciudad de unos 12.000 habitantes, es villa floral (ville-fleurel) y esta situada a 33 km al SO de Pau, a los pies de Los Pirineos y en la confluencia de los ríos Gave y Ossau. Se podría decir que es la primera gran población francesa tras pasar la frontera de España (en cuanto a numero de habitantes y servicios) por el ala sur-este de la región de Aquitaine.

NUESTRO CALLEJEAR POR OLORON SAINT-MARIE

La ciudad de Oloron Sainte-Marie se compone de tres cascos antiguos ricos en patrimonio y paisajes. Los Quartiers están muy bien diferenciados al estar separados por los dos cursos fluviales y encaramados cada uno de ellos en un promontorio.  Además cada barrio tiene el templo que le da nombre. La  catedral de Sainte Marie, la iglesia de Sainte Croix y  la iglesia de Notre Dame.

P1300099.JPG

Partiendo desde el centro de la ciudad, junto al río Aspe cruzamos un pequeño puente floreado sobre el río Aspe. Tras pasar esta pasarela  accederemos  a la escalinata  que nos llevara al barrio de Sainte-Croix o Santa Cruz.  Para acceder a este barrio de Oloron, habréis de ascender una fuerte pendiente a pie,  o en coche  rodeando su zona fortificada. Si finalmente decides ascender a pie, te recomiendo que lo hagas desde la escalinata  del edificio de Caisse D’Espagne; recorriendo el tranquilo Paseo de Bellevue, que te dará acceso  a la iglesia de Sainte-Croix. En este idílico paseo descubrirás unas vistas espectaculares de la ciudad; donde los amantes de la fotografía, por su visión panorámica de ella, hacemos pausa y descanso de dicha ascensión para el deleite de nuestros sentidos.

IMG_0095.JPG

La iglesia de la Santa Cruz se encuentra en la cima de la colina; en el barrio medieval de la villa vizcondal, es el edificio románico más antiguo del Béarn, y clasificado como patrimonio mundial por la Unesco. Es un edificio austero, con pesada silueta y con rústico campanario descentrado sobre el brazo norte del transepto.  El campanario añadido, es un torreón cuadrado, con función defensiva. La cabecera y la fachada occidental están restauradas y rehechas.  En la fachada norte queda la portada románica muy deteriorada. El templo edificado y orientado según el plano benedictino del Béar posee tres naves con tres tramos, transepto y tres ábsides. Los dos tramos finales de la nave del Evangelio son irregulares por su muro norte, inclinado hacia el fondo, por culpa de las irregularidades del terreno. En el interior posee una  bóveda de cúpula octogonal reforzada por arcos de perfil rectangular que se entrecruzan formando una estrella regular con ocho brazos de clara influencia hispano-musulmana y cuyo modelo estaría en la Mezquita de Córdoba. Encontramos en esta iglesia la doble influencia de la Reconquista y del peregrinaje a Santiago de Compostela, la vía que facilitó el intercambio de soluciones arquitectónicas a ambos lados de los Pirineos. En las cercanías de Oloron, en L’Hôpital Saint Blaise existe otra cúpula con las mismas características, pero diferente en forma.  Siendo las dos los únicos ejemplares existentes en Francia con estas características.  En España se asemeja a la de Torres del Río en la Rioja y la de Almazán en Castilla.  La iglesia permanece abierta todos los días de 8h a 20h.  Tarifa: 2€.

Tal vez  quieras visitar la tumba del poeta Jules Supervielle (1884-1960) enterrado en el cementerio de Sainte-Croix frente a las cimas pirenaicas y meditar sobre los sencillos versos grabados en el mármol:

 “Debe de ser aquí la posada
donde el alma cambia de caballo.”

Nosotros continuaremos camino hasta  la Torre de la Grède, que acoge una escenografía dedicada a la fauna del valle de Ossau.  Este  imponente edificio  del s. XIII  ofrece un espléndido mirador  en el  último piso con una vista panorámica de la ciudad.  Visitas: todos los días del 15 de junio al 15 de septiembre. Tarifa : 3 € adulto, 1 € niño (menores de 13 años)                        

El barrio medieval también nos abre las puertas de la Casa de Patrimonio, que a través de sus exposiciones permanentes y temporales nos sumergen en la historia y tradiciones de la ciudad. Visitas : todos los días del 15 de junio al 15 de septiembre.  Tarifa : 3 € adulto, 1 € niño (menores de 13 años)

Continuaremos en coche dirección al barrio de Notre Dame. Accederemos a él  por la carretera en zig-zag de Biscondau. Haciendo obligada parada para disfrutar de su bella panorámica.

Este  barrio es por decirlo de alguna manera, el de menos capital arquitectónico, pero es el que hace mas gala como villa floral y el mas ameno para un paseo cargado de acento galo. Si te adentras en sus calles, encontraras su boulevard y zona mas comercial, donde paralelamente se acompaña del rio y sus preciosos y floreados puentes, entre los que destaca, el puente de Santa Clara, construido ni mas ni menos que por Eiffel ¿Os suena verdad? En este barrio encontramos la iglesia de Notre-Dame. La construcción de la iglesia no fue sencilla y la primera piedra se colocó en 1869. Construida en piedra de Louvie, de estilo Romano bizantino por el arquitecto de los palacios imperiales, Joseph-Auguste Laffollye, en el interior, sólo está decorada con mobiliario y la decoración data de finales del Siglo XIX, excepto un altar de madera dorado del siglo XVII. El órgano de Vincent Cavaille-Coll está clasificado como  Monumento Histórico. Destaca el conjunto de  frescos y cuadros que adornan el coro y el crucero, pintados por Paul Delance, discípulo de Gérome.

Cruzando el puente de Santa Clara, en el que hondean banderas de diversas naciones europeas, y caminando por el centro de la ciudad  cruzando el Jardín Municipal nos adentramos en el barrio de Sainte-Marie.  Muy cerca de la catedral se encuentran los Túmulos. Es el círculo de piedras reconstituido, procedente de las excavaciones de Soeix. Este túmulo fue utilizado con fines funerarios en la época de la Edad de Hierro, es decir 700 años a.C.  A continuación visitaremos la Catedral de Santa María de Olorón. Su construcción comienza en  1102, año en que Gastón IV volvió de las cruzadas. De este primer estilo románico sólo queda la portada esculpida por dos artistas. El «Maestro de Santa María», como se conoce al segundo escultor , tenía un mayor talento aún que el anterior, dando  gran variedad de  actitudes y  vigor en las expresiones. Ejemplo de ello son  los 24 ancianos del apocalipsis de la arquivolta.  El resto del edificio es de estilo  gótico, y comprende una torre campanario, dos torres cuadradas y una cabecera con capillas radiales.  Es Patrimonio de la Humanidad desde 1998.  En un lateral se encuentra la estatua del obispo Saint-Grat montado en su mula.

Daremos por concluido el paseo por los tres quartiers.  Y volveremos dando un paseo  por la Gave d´aspe, de construcción moderna, agradable en su paseo y en su vista. En el  parque Bourdeu os encontraréis con la estatua de Arnaud-Jean de Peyre, Capitán de mosqueteros, el primer conde de Trois-villes nacio en Oloron en 1599. Más conocido como  el conde de Treville de los  3 Mosqueteros de Alejandro Dumas. En este parque también se encuentra la Oficina de Turismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Oloron cuenta con su festival de Jazz con cita anual y para los amantes del buen chocolate cabe destacar que en ella se encuentra la productora de maestros chocolateros Lindt, donde podréis visitar en la fabrica su museo.

Si te ha gustado y quieres seguir estando actualizado con nuestras siguientes rutas puedes seguirnos en instagram, en twitter: @milenario__ o en Facebook.

DONDE PERNOCTAR CON LA AUTOCARAVANA

 

Area de autocaravanas

 
GPS:      
DIRECCIÓN:   France
Autocaravana más electricidad más tasas locales en temporada alta por noche 2 personas: .00€.

Pernocta Parking 

GPS:
DIRECCIÓN:   
_________________________________________

DONDE ESTACIONAR

http://www.pyrenees-bearnaises.com/es/alojarse/areas-de-autocaravanas/aires-campings-car.htm

________________________

UN POCO DE HISTORIA DE OLORON SAINT-MARIE

Sainte-Marie  formaba parte de la ciudad de Ilron: traducida por algunos como “la ciudad construida en el lugar del río ur (agua)”; se encontraba en el territorio de la etnia aquitana de los ilurenses,  posteriormente fue denominada por los romanos como Iluro.  Unas excavaciones arqueológicas revelaron que el sitio ya era poblado antes de nuestra era: se sacaron a la luz unas monedas de oro, unos sarcófagos paleocristianos y merovingios, joyas, cerámicas… Sin duda esta zona situada en el centro de la población, es la que cuenta con su mayor valor arquitectónico.  Iluro tardó en cristianizarse, más en el año 506, su primer obispo conocido, Grat, asiste al Concilio de Adge. En el año 1058 se instala en una modesta aldea el obispo, Einne de Lavedan. Una capilla dedicada a la virgen daría  nombre al lugar: Santa María.  En el s. XIII,  aquel barrio se convirtió en una ciudad episcopal, rival e independiente de la ciudad de Oloron, ordenando incluso la construcción de un palacio episcopal.  En 1080 el vizconde de Béarn, Centulle V, el Joven, quiere levantar la nueva ciudad sobre el antiguo oppidum romano y  el lugar elegido será un promontorio rodeado de los cursos de ambos ríos.  La llamó Oloron. Otorgo una carta a comerciartes y residentes dándoles privilegios jurídicos, económicos   y militares que se fueron ampliando hacia el año 1220 con franquicias comerciales, creando así el Fuero de Oloron. El más antiguo de Béarn.  Dotándola  de  estos grandes privilegios, la ciudad empezó a cobrar  importancia cuando acogió a soberanos extranjeros y a cada vez más peregrinos que se encaminaban dirección a Santiago de Compostela. De aquel rico pasado medieval del barrio de Santa Cruz,  nos quedan las casas de entramado de madera que albergaban parte del mercado, la Casa del Senescal, el Ayuntamiento y su cárcel donde el rey Luis XI pasaba temporadas. El barrio de Notre-Dame, se desarrolló como consecuencia del éxito, ya desde la Edad Media, de las ferias y mercados en Oloron. La ciudad alta del Vizconde del Bearne no ofrecía las mejores condiciones para el desarrollo del comercio al ser demasiado pequeña. Por eso, los comerciantes se instalaron al pie de la colina, en la orilla derecha del río Gave d’Ossau.  Y convirtieron ese barrio, al que llamaron Marcadet, en uno de los más dinámicos, gracias a la artesanía que fabricaron en los siglos XVII y XVIII, y la industria en los siglos siguientes. Los descendientes del Vizconde se encargarán de la construcción de monumentos a su regreso de las Cruzada o de la Reconquista. En 1214, Gaston VI Moncade cede las tierras y los pueblos del entorno de Santa María a los Obispos, porque estaba comprometido con la herejía albigense. Este hecho determinaría la división en dos partes: Oloron, la villa vizcondal y Santa Maria, la villa episcopal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s